Bilbao

Cuando Montblanc te escoge para que representes uno de sus lugares de inspiración, como es el Guggenheim, se te pone la piel de gallina. Primero porque es una gran firma de conocidas estilográficas y joyería, segundo porque Bilbao es una ciudad fascinante y es irremediable que no te inunde la emoción con algo tal que así.